Romance de Bernardo El Carpio

Fotografía Félix Vázquez. Llorenç Barber y Alicia Acuña. Romance de Bernardo (2009)

Romance de Bernardo

Versión a capella cantada y contada para dos intérpretes del Romance de Bernardo del Carpio según la receta del Negro del Puerto. Nos interesa aqui la capacidad del cante de introducir en su estructura lo narrado. Desde su potencial oral y vocal se sumerje sin contemplaciones por los vericuetos de lo hablado y lo contado. Esta acción es la mezcla de 3 fuentes sonoras diferentes: el propio audio de la grabación original del Negro del Puerto (que ha sido modificada con silencios y repeticiones) y las dos voces en directo del músico Llorenç Barber y la cantaora Alicia Acuña.

De la tradición del Romancero castellano, como los de Gerineldo o del Conde Sol, surgió un estilo flamenco muy peculiar: el corrido o romance gitano. Esta tradición perdida volvió a renacer en tiempos modernos, de forma oral, de la mano de cantaores como José de los Reyes “El Negro del Puerto”.

duración. 10 min aprox.

intérpretes:  Llorenç Barber y Alicia Acuña. También ha sido interpretado por Santiago Barber y Alicia Acuña.

Fotografía Félix Vázquez. Llorenç Barber y Alicia Acuña. Romance de Bernardo (2009)

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Si quieres saber más sobre este conocido Romance:

http://www.sewanee.edu/Spanish/santiago/carpio.html

http://www.cuadrosleon.com/bernardo.htm

 

ROMANCE DE BERNARDO DEL CARPIO

por El Negro del puerto. Este es el texto que narra y canta el Negro del puerto en la grabación más conocida de este Romance.

 

Vamos a ve:  el rey tenía una hija, esta niña se había enamorao de Bernardo el Carpio. El rey resulta, que como era el hombre más valiente que tenía en el palacio, po no quería que ese hombre se casara. La niña se encaprichó con él, él se encaprichó con ella, total que llegó el momento que hicieron lo matrimonial.

Ahora vamo a bién… el rey vio que la niña, su hija, venía en estado, y al vení en estado, po, como el rey no quería que se casara Bernardo, po ahora le mando a sacá lo sojo,  a Bernardo. Bernardo, claro, mandaba a unos pocos, de que tenia allí, de alacayo, y no había modo. Por que Bernardo era el más valiente, de to los que había en palacio. No había motivo, ni modo que le sacaran lo sojo. Y viendo ya que estaba aburrio con to los compañeros lo despreciaban, a Bernardo; que lo despreciaban que ya no tenía modo y eso, el llegó a su suegro, dice: mire usté  mi rey, yo  me saco lo sojo pero con la condición que lo que tenga mi hija,  mi mujé, quiero sabé quien lo va a tené.

Entonces llegó él al Conde Rubio, al Conde Rubio, un compare que el tenía, vamo que iba a sé, un compare que iba a sé, y llegó y le dice Bernardo al Rubio: amo a vé compare si usté me da palabra a mí que llo que tenga mi mujé lo va usté a cuidá como mi hijo, yo me saco lo sojo, pa que la palabra de mi suegro vaya delante, – compare si es por eso, conseguío lo tiene.

Fue y se sacó lo sojo, Bernardo, se sacó lo sojo, en las puerta de castillo Luna. Se sacó lo sojo el sólo. Y allí había un gigante, en el Castillo Luna había un gigante, y lo cogió y lo metió en una mamorra….a Bernardo.

 

Po vamo a eso, que ahora mismo, Bernardo se había sacao lo sojo, pero ahora tuvo la mujé un niño, tuvo un niño y a tene el niño, claro, como le dió palabra el Conde Rubio que iba a se su compare, su padrino, po quien iba a recogé al niño, po el  padrino. Lo coge el padrino, y el niño un poquito mayó. A la madre la metieron también en las cuatro torre, o en el Castillo Santa catalina, eso no lo se yo donde metieron a la mujé, eso no lo se yo. Y total, que la metieron allí. El niño al colegio, como es naturá, pero como el niño tenía la sangre del padre, con una espaita hecha de maera jugando siempre, mira por donde le pega, el hijo de Bernardo al hijo de Conde Martinuple, le da con una espaita en el ojo, y le sarta, vamo le sacó un ojo, anda! anda que se entiende que hijo bastardo, y el niño lo toma a cuenta, claro, no va a tomarlo a cuenta, no lo va a tomá a cuenta el niño, un día otro día, otro día, hasta lo… cuando le pareció al niño, que ya el niño pue tenía una mijita solera, juntó, que se dió cuenta el niño y llegó al que estaba haciendo las veces de pare: Mire usté yo quiero que usté me diga donde está mi pare, usté ma criao, usté no es mi pare, esa señora ma criao, no es mi mare, yo quiero-¡hijo yo, quien va a ser! pos yo soy tu pare y yo tu mare. No, mire uste, usté me lo diga…viendo al niño que se ponía que era capaz de meté mano, entonces dice: pos mira hijo, a ti te vi a decí la verdá, ven pa acá, le enseñó un jardín que había, un jardin que había, y tenia cuatrocientos hombre en un jardín, de Bernardo, del ciego, ahí los tiene, y sarta Bernardo y dice:

hay cuatrocientos

hay cuatrocientos seis los míos

los que habéis comio de mi pan

que nunca a ustedes lo había repartio

y ahora los repartirá

que ciento vais pa los caminos

y cien vais pal arrabal

y doscientos veneis ya conmigo

pa con mi tío el rey hablar

 

bbrrruunn

al ruio de las cajas 

los grandes se han asomao

uno dice que era el ingles

otro que era el veterano

y su tío como lo conoce 

dice siempre que era Bernardo

que vine a pedí  a mi pare 

con mas fuerza que agrado

 

y salta el niño y le dice:

buenas tardes tengais tío

con los grandes a su lao

y le contesta el tío y dice:

mala la tenga sobrino

hijo de pare bastardo

y le dice el sobrino al tío, y dice:

si mi mare fue la traidora, no,

si mi pare fue el traidó

mi mare fue la putela

mi parecito fue más noble 

que vuestra sangre mesma

y viva Bernardo, 

quien le ofenda muera.

 

a los cuatros, los dos que iban con él, entonces le dio la carta pa que fueran al castillo a buscarlo, ya él había repartio a los doscientos, ahora quea doscientos con él,  ahora coge a los doscientos y va. purum purumpurum. fueron al gigante y dice:

Bernardo del alma mía

tanto como yo te quiero

y tanto como te quería

dame la cartita que en aquel tiempo te la leía

y Bernardo como es mancebo de celo se traicionó

a cogio la cartita y en el camino la leyó

 

Iba diciendo la carta: gigante, ahí lleva a mi sobrino le darás un abrazo y lo reventarás…

Y como él había leído la carta, el gigante dice, dice:  hijo mío Bernardo, hijo mío Bernardo, dame un abrazo, detente bárbara fiera que a muchas puertas el hierro merma. Buf  le cortó la cabeza. Ahora vamo que le cortó la cabeza y el niño se quedó allí y entra dentro de la mamorra. Toito un lao lleno canilla, otro lao un montón de huesos, de carabelas, de esto y lo otro, pero al salí pa fuera siente un ruio de caena, siente un ruio de caena, y el se iba acercando al ruio de caena, el niño al ruio de caena y el viejo al lao de los pasos, y salta el viejo y le dice: eres fantasma o asombro o eres alma del otro mundo, le dice el niño al pare, dice: no que soy de aquí como eres tu.

 

Un hijo que dios ma dao, 

que Bernardo se llamaba, 

que de él vienen y me cuentan muchas hazañas

 si pa su pare no las tiene 

entonces pa quien las guarda

 

Entonces no fiándose le dio unas de las pocas de canillas que había allí, le dio una. Como era un hombre tan potente le hizo así, hizo, las varató, las varató la canilla.

Papá si usté rompe caena, hecha zumo la canilla, yo rompo caena y grillo, hecho mano e hizo pum pum y lo cogió y lo echó fuera, lo montó a caballo, lo montó a caballo, lo montó a caballo y el dice el rey, eh vamo, le dice ya el pare al niño, le dice: papá vamo a buscá mumá que estaba empareá en las cuatro torres, y ahora él le dice: hijo mira, yo pa irme contigo tu tiene que ir a tu tío otra vez primero, porque si no va a castigarte a ti, y coge su camino y su caballo:

 

Buenas tardes tengáis tío, no.

Tío deme usté a mí pare 

si mi obra lo merece

mire usté que esta espaita mía tiene los filos crueles.

Llévatelo. 

 

Entonces le dijo al pare, ya cuando llegó, el pare estaba ya muerto, entonces cogió al pare, lo llevó a una iglesia, la mare la sacó de empaerá, y los casó, y ya a el se le quitó el modo de bastardo.

 

Y esta es la partitura que nosotros utilizamos.

Está dividida en 6 momentos, y contiene las diferentes anotaciones y marcas que cada cual ha ido colocando a su manera. La página de la izquierda es de Llorenç y la de la derecha de Alicia.

 

 

 

 

 

 



Deja un comentario

Protected by WP Anti Spam